TEMAS DE INTERES
 
El manejo de autos en personas con Epilepsia
La epilepsia es una condición sobre la que se han edificado miles de mitos y fantasías que producen estigma social en quien la tiene.
El reciente suceso del remisero que ocasionó un grave accidente en el barrio de Nuñez puede aumentar la discriminación de las personas con epilepsia si no se interpretan bien los hechos y si no se utiliza la epilepsia como la causante de todo lo que ocurre en una situación extraña.
Las crisis de epilepsia parcial compleja se manifiestan por un período de ausencia,que dura 1 a 2 minutos, durante el cual el paciente tiene un “lapsus” generalmente acompañado de inmovilidad. Luego de la crisis el paciente queda confuso y sin recuerdo del episodio.
El paciente no puede realizar actos complejos, no responde a órdenes, no puede agredir ni agredirse, ni es peligroso. Tampoco puede realizar actos de privación de la libertad de otras personas, como tampoco intentos de violación sexual.
Lo peligroso de tener una de estas crisis durante el manejo es que puede perder el control del auto e involuntariamente chocar, por lo que las personas con epilepsia pueden manejar autos sólo en determinadas condiciones.
Las personas con epilepsia no deben manejar cuando:
-Las crisis no están controladas con la medicación.
-Si no toma bien los medicamentos o abandona la medicación.
-Está cambiando de tratamiento.
-Tiene somnolencia o efectos adversos de la medicación.
Las restricciones en el manejo son transitorias, en general varían entre 1 y 2 años en los que el paciente se tiene que mantener sin crisis.
En algunos casos, son suficientes períodos más cortos.
El período de restricción en el manejo depende del tipo de crisis, del control de las mismas y del buen criterio de su médico.
Hay crisis que en distintas circunstancias no invalidan totalmente el manejo, en todos estos casos debe consultar con su médico para ser autorizado a manejar. Ejemplos son:
Crisis únicamente nocturnas.
Crisis sólo dentro de los 30 minutos del despertar.
Crisis que no deterioran la conciencia ni producen confusión.
Crisis con "auras" prolongadas que advierten que debe dejar de manejar.
Crisis únicamente desencadenadas por un factor precipitante.
Los accidentes de tránsito y la epilepsia
La frecuencia de los accidentes de tránsito a causa de una crisis epiléptica es baja, de 0.01% al 0.03% de todos los accidentes.
El conducir alcoholizado provoca 500 veces más accidentes que la epilepsia.
Manejar en contramano ocasiona una probabilidad 1000 veces mayor de accidentes.
El exceso de velocidad tiene una posibilidad 1500 veces mayor de accidentes que una crisis epiléptica.
Los conductores con epilepsia tienen una menor incidencia de violaciones a las leyes de tránsito, comparado con conductores sin epilepsia.
Volver
 
HUMBERTO PRIMO 546
TELS/FAX: 0351-4223172/4235128/4213373
(5000) CORDOBA- ARGENTINA
E-mail:centrodeneurologia@fundacionlennox.org.a
r